alarm
Ask a question for free
Other

Una hormiga es homogénea o heterogénea?​

answers: 1
Register to add an answer
Answer:

Desde el punto de vista funcional, es decir de su actividad como organismo, podemos considerar a las hormigas en base a su actividad o interacciones con el resto de organismos, ya sean otras especies de hormigas u otros taxones de animales y plantas, aspectos más relacionados con la ecología trófica o la demografía, o bien, considerando su actividad relacionada con el medio, y por tanto tendríamos en cuenta las características relacionadas con el ecosistema tanto en el tiempo como en el espacio (Margalef 1991).

Como ya hemos visto en la anterior entrada 4. ¿Grupos funcionales globales o específicos? Greenslade y Hallyday (1983) plantearon una mezcla de ambos criterios, por ejemplo, el grupo (1) de los dolicoderinos dominantes y epigeos del género Iridomyrmex y el grupo (2) de los formicinos subordinados del género Camponotus pertenecen claramente al primer criterio de clasificación trófico y demográfico mientras que el grupo (3) de los formícidos más relacionados con las propiedades físicas del medio (clima y tipo de suelo), pertenecen claramente al segundo criterio.

Andersen también continuó con la mezcla de criterios tanto en Australia (1990, 1991, 1992, 1995) como en el continente americano (1997) y lo mismo cabe decir de Gomez et al. (2003) y Onettti et al. (2006) en sus trabajos de las áreas de la zona mediterránea de Girona, al noreste de la Península Ibérica, y la de la Toscana en la península itálica respectivamente, como también han aplicado Brown (2000a) para las hormigas de todo el mundo, Wike y Warner (2005) en Carolina del Sur, y Stephens y Wagner en el norte de Arizona (2006).

Es evidente, pues, que el taxón Formicidae, debido a su riqueza y diversidad no puede abarcarse en su totalidad mediante un único criterio que nos permita trabajar con un sistema de grupos funcionales homogéneos y nos vemos obligados de utilizar, al menos, dos criterios y por tanto a adoptar un sistema de grupos funcionales heterogéneos.

A continuación y por orden cronológico: Greenslade et al. (1983) y Andersen (1990, 1991a, 1992) en Australia y también en el norte de América (1997b), como también han hecho posteriormente Brown (2000b) para las hormigas de todo el mundo, Gómez et al. (2003) para las del área de Girona al noreste de la Península Ibérica, Wike y Warner (2005) en Carolina del Sur, y Stephens y Wagner en el norte de Arizona (2006). He intentado respetar al máximo la nomenclatura anglosajona de los pioneros en grupos funcionales y relaciono a continuación los más significativos adoptando para cada grupo propuesto las siglas en lengua inglesa.

Siglas y nomenclatura de los 9 grupos funcionales tradicionales (Greenslade & Halliday 1983; Andersen 1990, 1995, 1997; Brown 2000b):

DD, dominant Dolichoderinae (dolicoderinas dominantes)

SC, subordinate Camponotini (camponotinas subordinadas)

SP, specialist predators (predadores especialistas)

GM, generalized Myrmicianae (mirmicinas generalistas)

HCS, hot climate specialists (especialistas de clima cálido)

CCS, cold climate specialists (especialistas de clima frio)

TCS, tropical climate specialists (especialistas de clima tropical)

O, opportunists (oportunistas)

C, cryptic species (especies crípticas)

Por lo tanto, el planteamiento inicial de los grupos funcionales de las hormigas australianas de PJM Greenslade y R. B. Halldane (1983), como muy bien nos describe Andersen (1997) aplican grupos funcionales heterogéneos ya se basan en dos criterios por separado, el comportamental y el ecológico o abiótico, y se obtienen unas agrupaciones principales de las Dominants Dolichoderinae (territoriales), las Opportunists (sumisas), las Generalized Myrmicinae (encounterers o “encontradizas”), las Specialists Predators (ecológicamente fuera de la jerarquía de competencia), y otros grupos (mezcla de sumisas y “encontradizas”). Cabe resaltar una vez más que los formícidos de los hábitats australianos poseen unas ricas relaciones de competencia que están ausentes en la zona Mediterránea, tal como describiremos más adelante.

Con el tiempo se han ido consolidando las definiciones de estos grupos funcionales. Tomamos de referencia las definiciones que el principal investigador de los grupos funcionales de las hormigas, Alan N. Andersen (2000), popularizó finalmente en el trabajo de más difusión hasta el día de hoy en el campo de la mirmecologia aplicada: Ants. Standard Methods for Measuring and Monitoring Biodiversity, que a pesar de ser una obra más enfocada al rico bioma de las selvas tropicales, se hizo con una mentalidad global (Brown WL Jr. 2000a).

336
For answers need to register.